Obligación: compromiso de compra a un precio establecido y bajo ciertos términos. El depósito que se paga ese momento será retenido y usualmente se aplica a la cuota inicial. Si el negocio se rescinde, entonces el dinero regresa a manos del vendedor o del comprador, dependiendo como se estipule en el contrato de compra-venta.

Contrato de Compra-Venta: acuerdo firmado que requiere un depósito de dinero, incluye la cantidad del depósito, precio de compra, cuota inicial y tipo de financiación. Incluye también las previsiones para recuperar dicho depósito en caso que se rescinda del negocio (el vendedor no puede entregar los títulos de propiedad, el comprador no obtiene financiación o la casa no pasa la inspección); descripción de la propiedad, número de finca, impedimentos o gravamen que posea la finca (embargos, derechos de estado, etc.). El contrato puede ser rechazado por ambas partes antes de ser firmado y llevarse a una renegociación. No se debe firmar nada hasta que toda la información este claramente descrita por ambas partes.

Certificado o Escritura: certificado que garantiza que la propiedad está libre de gravámenes y señala quien es el dueño real actual. Este certificado es emitido por el Registro Público de Panamá y tiene una validez de 3 meses una vez emitido.

Hipoteca: plan de financiamiento obtenido por bancos o entidades financieras. Las condiciones varían dependiendo de su condición crediticia, salario, edad, estatus migratorio, etc.

Costos de cierre: estos pueden ser un factor muy importante a valorar y que usualmente el comprador no se prepara para asumir. Pregunte a su banco si está comprando a través de hipoteca o a su abogado en caso de comprar de contado.

Tranquilizante de nervios: es lo que se necesitará durante uno o más pasos durante el proceso de compra/venta de su propiedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*