¿Qué es un contrato de corretaje?

Este tipo de contrato estipula a una persona llamada corredor a buscar el éxito de una transacción comercial, colocando en contacto a un individuo con otro para llevar a cabo el negocio jurídico sin estar vinculado con ninguna de las dos partes.

En pocas palabras, el corredor es un intermediario que facilita el acercamiento de las partes interesadas en hacer un negocio.

 

Quienes llevarán a cabo el contrato son:

 Comisionado: Es el representante, empresa inmobiliaria o mediador.

Comitente: Es la persona que paga la comisión por el negocio jurídico, generalmente es el propietario.

Características del contrato:

Los contratos son generalmente unilaterales, es decir, una sola de las partes se compromete a alguna prestación mientras que la otra no tiene obligación alguna.

En ese sentido, el corredor no está obligado a realizar ninguna actividad de retribución determinada, solo el comitente está obligado a cancelar un pago si el contrato se lleva a cabo mediante las gestiones del comisionado (corredor).

El corredor y las empresas especializadas en este tipo de negocios no se comprometen a que la gestión del negocio dé resultados positivos, sólo se limitan a encontrar a una persona interesada para llevar a cabo el negocio.

Cabe destacar que el comisionado sólo se encarga de poner en contacto -sea de forma directa o indirecta- a ambas partes, él no participará en el contrato como representante de ninguno.

Sin embargo, el corredor debe informar a ambas partes todas las circunstancias conocidas por él sobre el negocio que pueden influir positiva o negativamente.

En el contrato, estará estipulado la remuneración del corredor. En Panamá, es usual una retribución del 5% del valor de la venta.

Por Desiree Prieto con información del Curso Preparatorio para aspirantes a la Licencia de Corredores de Bienes Raíces de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir).

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*