En Panamá, el impuesto de inmueble es un gravamen nacional regulado por el Código Fiscal, que grava todos los terrenos, edificios y demás construcciones ubicados en territorio panameño.

El artículo 763 del Código Fiscal define textualmente el objeto del impuesto de la siguiente manera:

“Son objeto del impuesto de inmuebles todos los terrenos situados en el territorio jurisdiccional de la República, así como los edificios y demás construcciones permanentes hechas o que se hicieren sobre dichos terrenos; tengan estos o no Título de Propiedad, inscrito en el Registro Público de la Propiedad.”

El impuesto de inmueble comprende a toda propiedad o finca, sea terreno u obras construidas y a toda mejora que se construya sobre terreno ajeno. Excepto los exonerados por la ley, el impuesto grava únicamente al bien inmueble sin importar el patrimonio del propietario (persona natural, jurídica, panameña o extranjera).

Si el impuesto no es pagado al vencimiento de los plazos correspondientes, el Fisco Nacional tiene el derecho de cobro sobre cualquier otro gravamen que pese sobre el bien inmueble.

El Código Fiscal establece que la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (ANIP) tiene la capacidad de cobrar por vía ejecutiva cualquier caso de morosidad. En ese sentido, podría embargar los bienes inmuebles morosos y rematarlos por el valor correspondiente. Cuando el cobro del impuesto se efectúe mediante juicio ejecutivo el contribuyente deberá pagarlo con un recargo del 20%.

 

Por Desiree Prieto con información de Curso Preparatorio para aspirantes a la Licencia de Corredores de Bienes Raíces. Acobir / Código Fiscal Panamá

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*