Al momento de iluminar un espacio, no solo se trata de la función útil de la iluminación. La iluminación es clave a la hora de decorar nuestro hogar, por ello, a la hora de elegir las lámparas debemos tener en cuenta el tipo de luz que irradian y el diseño de las mismas, también debemos tomar en cuenta el tipo de ambiente que vamos a crear con la luminosidad. Si se trata de una habitación de estudio  o proyectos o si es más bien un lugar para descansar. La luz de nuestros hogares transforma cada espacio otorgándole dependiendo de la decoración del mismo un ambiente más o menos agradable. Hay tres tipos de iluminación que se usan muy frecuentemente:

1. Luz Indirecta: es la que irradian la lámparas de pie ya sean altas o de mesa. Suele generar una atmósfera muy cálida, acogedora, tranquila y muy agradable,  se usa mucho en las habitaciones.

2. Luz puntual: otorgada por  las lámparas de mesa o pared para iluminar un espacio específico como un cuadro una escultura, un rincón etc.

3. Luz Directa: es más usada en lámparas de techo, o bombillas su objeto es iluminar toda la habitación  con una luz que dependiendo del gusto de cada quien puede variar en intensidad y color.

La naturaleza nos regala cada amanecer luz natural y debemos aprovecharla al máximo en nuestro hogar, ya que se traduce en ahorro en materia de energía y dinero, por lo que se hace necesario que la iluminación vaya de la mano de la decoración del espacio que vayamos a ocupar, para crear un ambiente tanto agradable como practico y funcional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*